Beneficiada con certificado de contribución

Estela Chulo, habitante de San Julián, Sonsonate, cuenta como recibió la noticia que ya tendrá los recursos para construir su casita.

Son 16 grupos familiares que este miércoles recibieron la buena noticia que ya cuentan con los recursos necesarios para construir una nueva casa gracias al programa de Contribución que administra el Fondo Nacional de Vivienda Popular, (FONAVIPO).

En esta oportunidad las  familias provenían de comunidades ubicadas en Acajutla, Cuisnahuat,  Nahuizalco, Izalco, San Julián, y Santa Isabel Ishuatán.

En todas ellas FONAVIPO invirtió solo este día  $52,365.60, dinero que les servirá para construir una vivienda digna.

Una de las beneficiadas residente en San Julián, Sonsonate y que de inmediato comenzó a pensar en como construirá su nueva casa fue Estela Chulo de Henríquez.

Esta mujer de escasos recursos contó a los asistentes que se sorprendió cuando de FONAVIPO le llamaron y le dijeron que su solicitud de apoyo para la construcción de su casa había sido tomada en cuenta, pero lo más sorprendente y bendición manifestó, fue cuando le dijeron que estos fondos son completamente regalados.

Ahora estas familias deben iniciar la construcción de la casa a creatividad de ellas y comprar los materiales donde lo estimen conveniente, lo único que les exige FONAVIPO es invertir el aporte en la construcción.

Con este subsidio en materia de vivienda, miles de salvadoreños hoy viven en techos seguros y propios, pues la institución no solo los apoya en la construcción de sus nuevas viviendas, en algunos casos se les legalizan las propiedades si están en terrenos del estado.

Solo en este occidental departamento y durante la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén, la institución ha beneficiado con el programa de Contribuciones en las modalidades individual y temporal  a 158 familias, ello ha implicado una erogación de  $488,438.25

Los fondos del programa de Contribuciones en la modalidad individual  provienen de los activos que el ex IVU le transfirió a FONAVIPO y el temporal, son recursos financieros que la presidencia de la República trasladó a la institución para ser destinados a  familias carentes de una vivienda digna.