Se cumple el sueño de más de cien familias de tener vivienda digna y segura, gracias al gobierno del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén a través de FONAVIPO.

FONAVIPO brinda más apoyo economico a familias salvadoreñas para construir o mejorar la vivienda que ya tienen con el propósito que cambien su condición de vida.

Este jueves el presidente de la institución,  Rony Huezo Serrano,  entregó 122 certificados de contribución a igual número de grupos familiares, haciendo una inversión total de  US$422,690.39

Las familias beneficiadas pertenecen a los municipios de: Ahuachapán, Apaneca, Concepción de Ataco y Tacuba en el departamento de Ahuachapán; Santa Rita, Tejutla y Agua Caliente de Chalatenango; El Rosario y Olocuilta en el departamento de La Paz; Apastepeque, Tecoluca y Santo Domingo, San Vicente; Santa Ana y Candelaria de la Frontera en el departamento de Santa Ana; y Acajutla, Cuisnahuat, Izalco, Nahuizalco, San Antonio del Monte, Santa Isabel Ishuatán en el departamento de Sonsonate.

Esta entrega de subsidio no reembolsable se da bajo la Modalidad Individual del Programa de Contribuciones que impulsa la institución, la cual les permitirá construir o mejorar la vivienda que ya tienen con el propósito que cambien su condición de vida.

La mayoría de las 122 familias beneficiadas este día recibieron la cantidad de US$3.551.49 con lo que deberán construir paredes, poner piso, techo y colocar puertas y ventanas; mientras que a otro grupo de familias les fue entregada la cantidad de US$1,694.84  para que mejoren la vivienda.

Los beneficiados pasarán de habitar casas de láminas, bahareque o plástico a tener un verdadero refugio donde ya no soportaran las inclemencias del tiempo.

Desde junio 2014 a junio 2018, a nivel nacional FONAVIPO, ha emitido 3,330 certificados de contribución para vivienda por un monto de US$9.98 millones y los entregados a familias desde junio 2014 a julio 2018 son 3,120 con una inversión de US$8.87 millones, debido a que algunas familias tienen trámites pendientes.

El trabajo de FONAVIPO continúa para que más salvadoreños de bajos ingresos resuelvan el problema habitacional.