FONAVIPO cancela deuda

El Fondo Nacional de Vivienda Popular, FONAVIPO, canceló recientemente los dieciséis millones de dólares, correspondientes a la emisión de certificados de Inversión CIFONA DOS.

El Fondo Nacional de Vivienda Popular, FONAVIPO, canceló recientemente  los dieciséis millones de dólares,  correspondientes a la emisión de certificados de Inversión CIFONA DOS.

En base a esto, el Comité de Clasificación de Zumma Ra-tings, S.A. de C.V. Clasificadora de Riesgo, dictaminó asignar la calificación AAA a la emisión de certificados de inversión CIFONA 2 emitidos por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO), esto con base a la evaluación efectuada al 31 de marzo de 2017 e información complementaria subsecuente a esa fecha.

La definición de la categoría, corresponde a aquellos instrumentos en que sus emisores cuentan con la más alta capacidad de pago del capital e intereses en los términos y plazos pactados, la cual no se vería afectada ante posibles cambios en el emisor, en la industria a que pertenece o en la economía.

De acuerdo a Zumma Ra-tings, S.A. de C.V. FONAVIPO ha registrado una adecuada calidad de activos en términos de mora fundamentada en la inexistencia de créditos vencidos; valorando asimismo la alta participación de cartera clasificada en categoría de riesgo “A”.

En función a su naturaleza como banco de segundo piso y ante la ausencia histórica de créditos vencidos, la relación reservas/préstamos brutos se ha mantenido sin variaciones relevantes en los últimos doce meses (0.6%); no obstante se reduce en forma importante de comparar con los promedios de años anteriores (en línea con la liberación de reservas).

En términos de solvencia, FONAVIPO presenta una relación de capitalización de 35% al cierre del primer trimestre de 2017 (33% en similar período de 2016). De igual manera el índice de solvencia pasa a 30.8% desde 29.5%.

En el 2013, diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron que FONAVIPO emitiera certificados de inversión hasta por un  monto de $ 40 millones de dólares, para honrar una deuda adquirida para la construcción de proyectos habitacionales.