Familias de comunidad Santa Mónica de Conchagua, La Unión, en proceso para recibir escrituras de propiedad.

Las autoridades de FONAVIPO siguen conociendo in situ las necesidades habitacionales de familias de más bajos ingresos.

El presidente de la institución, Rony Huezo Serrano y el Gerente de Inclusión Social, Salvador Antonio Sánchez,  se trasladaron a Conchagua, en el departamento de La Unión, donde se reunieron con el alcalde Ulises Soriano y la Junta Directiva de la Comunidad Santa  Mónica.

El objetivo del encuentro fue explicarles el proceso a seguir para legalizar esta comunidad asentada en un tramo de la ex línea férrea de Conchagua.

De acuerdo al titular de FONAVIPO, estas familias 164 en total, fueron amparadas con el Decreto Legislativo número 26 que contiene “Ley especial para la desafectación y traspaso de los terrenos situados en tramo  ferroviario en desuso, comprendido desde el kilómetro cero al  kilómetro seis y medio, de los municipios de La Unión y Conchagua del departamento de La Unión, a favor de las familias e instituciones  de utilidad pública que los habitan”.

A este esfuerzo se ha unido el Instituto de Legalización de la Propiedad, quien midió el terreno en su totalidad, resultado que tiene un área de 62,200.96 metros cuadrados, distribuidos en los 164 lotes, además de dos zonas verdes, una zona verde ecológica y un área de equipamiento social.

El alcalde por su parte, se ha comprometido en apoyar en la reparación de las principales calles de acceso.

De acuerdo al Gerente de Inclusión Social, Salvador Antonio Sánchez, de cumplirse todos los procesos en los tiempos establecidos, las primeras familias estarían recibiendo seguridad jurídica a finales de este año.

Con las escrituras a nombre de los beneficiados, también pueden aplicar al Programa de Contribuciones de FONAVIPO, donde se les entrega un subsidio no reembolsable para construir o mejorar su vivienda.

Las autoridades de la institución van más allá de cumplir el mandato del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, de facilitar las condiciones para que las familias de más bajos ingresos tengan  un techo digno y propio.

Los funcionarios de FONAVIPO conocen de primera mano las  necesidades habitacionales, pues se dan a la tarea de visitar y conversar con las familias que solicitan apoyo.