José German Martínez, habitante de la Comunidad La Realidad de Santa Ana, recibe del presidente de FONAVIPO, Rony Huezo Serrano, escritura de propiedad de la vivienda que habita.

En un acto realizado en las oficinas del Fondo Nacional de Vivienda Popular, (FONAVIPO), cinco familias de la zona occidental del país, recibieron escritura de propiedad del inmueble que habitan y otro número similar, firmaron las escrituras para entregárselas posteriormente.

Se trata de cuatro familias de la Comunidad La Realidad de Santa Ana y una de la Comunidad El Manguito de Sonsonate, las que recibieron del presidente de la institución, Rony Huezo Serrano, su escritura de propiedad, documento que las acredita como legítimas dueñas del inmueble que habitan desde hace más de dos décadas.

Una de las personas que recibió escritura de propiedad fue José German Martínez, habitante de la Comunidad La Realidad, este santaneco contó el calvario vivido por habitar en terreno ajeno.

La angustia de su familia era constante pensando que de un momento a otro los desalojarían, pero la buena nueva llegó cuando FONAVIPO dando cumplimiento a decretos legislativos relacionados a líneas férreas y calles en desuso, inició el trabajo de campo para darles seguridad jurídica.

Mientras tanto, tres familias de la Comunidad Bendición de Dios,  una de la comunidad la Realidad, y otra de Comunidad el Castaño de Chalchuapa, en el departamento de Santa Ana, firmaron su título de propiedad que una vez inscrito ante el Centro Nacional de Registros también se les entregará.

La satisfacción más grande para FONAVIPO, dijo el titular Rony Huezo Serrano, “es llegar a aquellas familias que  más lo necesitan, ahora con seguridad jurídica, ya pueden aplicar a los programas que administra la institución para reparar o construir el hogar que ahora por ley les pertenece”.

Todas estas familias han sido beneficiadas con la aprobación de los decretos legislativos No. 848, 624 y el 344  relacionados a tramos ferroviarios en desuso y calles en desuso.

Para dar seguridad jurídica a estas familias, FONAVIPO desarrolló  investigación registral para determinar la situación legal de las viviendas a legalizar, verificación de habitabilidad en visita de campo a las comunidades, brindó asesoría legal, recolectó documentación  y preparó los expedientes para su escrituración, entre otras acciones.