Con fondos para construir su hogar

Rigoberto Orellana, uno de los beneficiados con certificado de contribución para vivienda, agradece el apoyo recibido, pues ya cuenta con los recursos para construir su nueva casa.

La felicidad embargó este lunes a un nuevo grupo de familias residentes en diferentes comunidades del departamento de Ahuachapán, quienes fueron beneficiadas con la entrega de certificados de contribución para construcción de vivienda.

Son doce familias que habitan en  Hacienda La Labor, Hacienda Atehuesian, Concepción de Ataco, Atiquizaya  y San Lorenzo, las que  ya cuentan con  los recursos económicos que les permitiera vivir en una casa digna.

El presidente de la institución, Rony Huezo Serrano, en compañía del gobernador de Ahuachapán, Juan Francisco Sánchez  y el concejal de Ataco, Jaime Fernando García, entregó las contribuciones que vienen a resolver el problema habitacional de estos salvadoreños que tuvieron que esperar años para obtener apoyo en materia de vivienda.

En estas familias que aplicaron al Programa de Contribuciones en la Modalidad Individual, la institución desembolsó $ 39,614.40, dinero que es entregado sin cargo de restitución.

Rigoberto Orellana, uno de los beneficiados y habitante de Atiquizaya, manifestó que nunca había visto que un gobierno diera apoyo económico para construir una casa,  por lo que en nombre de las demás familias agradeció al gobierno central por todo lo que se está haciendo para mejorar la calidad de vida de miles de salvadoreños.

Para beneficiar a estos grupos familiares, facilitadores sociales verificaron la habitabilidad de los solicitantes y se comprobó que cumplían todos los requisitos que demanda el programa.

En los tres años de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, FONAVIPO ha  apoyado a 114 familias de diferentes municipios de Ahuachapán, por un monto de $354,567.37.

Ellos fueron beneficiados con el programa de Contribuciones en las modalidades Individual, Temporal y Nuevos Asentamientos Organizados.

Todas estas familias hoy viven en techos seguros y propios, gracias al subsidio que entrega el Gobierno  a través de FONAVIPO.