Editor's Rating

Pruebas carrusel

Las autoridades del Fondo Nacional de Vivienda Popular, FONAVIPO, rindieron a la población el informe de labores comprendido de junio de 2015 a mayo 2016.

El objetivo de este ejercicio es  transparentar a la población los resultados de un año de gestión   en beneficio de las familias que demandan una solución habitacional.

El presidente de la institución Rony Huezo Serrano, junto al Director Ejecutivo José Muñoz, informaron a los asistentes que durante este último año de labores, la institución ha beneficiado y atendido a 21,356 familias salvadoreñas con una inversión de US$12.55 millones, esto a través de sus diferentes programas y asistencia jurídica.
Con el programa de créditos donde  se bridan recursos financieros a través de Instituciones Autorizadas se beneficiaron 1,656 familias con US$ 9.35 millones en créditos, con estos fondos las familias han podido comprar vivienda nueva, usada, hacerle mejoras, comprar lote, construcción o mejoramiento.
Uno de los programas sociales de FONAVIPO que ha cambiado el hábitat a muchas familias es el de contribuciones, que es un aporte estatal en dinero o en especie que se otorga a las familias sin cargo de restitución, aquí se beneficiaron  573 familias con US$ 1.71 millones en contribuciones.
Otras 893 familias se han visto beneficiadas con trámites para escrituración de viviendas ex IVU, escrituras por decretos de calles en desuso y líneas férreas y atendidas con otras revisiones legales.

15,564 grupos familiares fueron atendidos con información y asesoría al usuario, Inclusión Social dio atención a 2,218 familias.
Por otra parte, 452 familias adquirieron una vivienda en los proyectos habitacionales de interés social, con una inversión de $0.56 millones y en reconstrucción se invirtieron US$ 0.93 millones.
Al finalizar este 2016 la institución espera tener una colocación proyectada de US$ 7.1 millones en las diferentes líneas y destinos de créditos del programa con fuente de recursos propios y préstamos, mientras que en las diferentes modalidades del programa de contribuciones se invertirán $1.005 millones con diferentes fuentes de financiamiento.
La rendición de cuentas estuvo engalana con la participación de varias comunidades beneficiadas por FONAVIPO como La Noria,  Chaguantique, Rio Chiquito y La Labor, entre otras.
Marco Antonio Morales, residente en la Hacienda La Labor en Ahuachapán y quien ahora tiene una casita segura, expresó su agradecimiento por el cambio que está dando su comunidad desde que FONAVIPO inicio un arduo trabajo para beneficiarlos con certificados de contribución para vivienda.

La alegría era evidente en las familias protagonistas del trabajo social que desarrolla la institución.
Con este trabajo, FONAVIPO está contribuyendo a que miles de salvadoreños tengan un mejor vivir y se están consolidando las bases para que las futuras generaciones tengan un techo propio y seguro.
El camino por recorrer seguirá enfocado en las familias que por años habían sido ignoradas, ahora la realidad es otra y se refleja en las familias que dan testimonio de su nueva vida.